LA SAL…

La sal se compone de sodio y cloruro dos minerales importantes para nuestra salud pues tienen funciones sumamente primordiales en nuestro cuerpo.

El sodio como la sal se encuentra naturalmente en los alimentos como la leche, las carnes y ciertos tipos de vegetales. El sodio se usa para añadirle sabor a alimentos como los panes, cereales y alimentos preparados, productos enlatados y congelados. También se usa para preservar algunos alimentos como: el queso, los embutidos y carnes ahumadas. Así que consumimos sodio, no sólo en los alimentos a los que se les ha añadido sal, sino que hay alimentos que naturalmente lo contienen.

 

Se recomienda que se no se consuman más de 2,400 mg. de sodio diarios. La mayoría de los norteamericanos actualmente consumen a diario alrededor de 4,000 mg de sodio. ¡Prácticamente consumimos el doble! Esto se debe en parte a que se ha aumentado el consumo de alimentos enlatados, pre-cocinados o listos para comer, los cuales son preservados con sodio.

El mejor método para moderar su consumo de sodio es balancear tu selección de alimentos. Cuando comas un alimento con un alto contenido de sodio, combínalo o selecciona después un alimento con bajo contenido de sodio.

Procura aumentar el consumo de alimentos naturales y dejar atrás los alimentos procesados ya que estos son los que mayor sodio contiene y como tal mayor daño causaran a nuestro cuerpo.

Continue reading